Maltrato Psicológico o Emocional. ¿Cómo superarlo?

El maltrato psicológico o emocional es más frecuente de lo que parece, y a veces es difícil de detectar.

La violencia no es cosa del pasado y no se limita al ataque físico, sino que también comprende la violencia verbal y la indiferencia. Es difícil precisar el número de víctimas porque esta situación no siempre se denuncia ni se hace pública.

Los niños tampoco escapan al maltrato. Se conoce que uno de cada cuatro menores con discapacidad han sido víctimas de la violencia física pero si se hace referencia al maltrato psicológico, las cifras se disparan.

¿Qué es el maltrato psicológico?

El maltrato físico es muy evidente porque conlleva una acción violenta que provoca lesiones. Sin embargo, el maltrato psicológico es mucho más sutil, tanto, que suele pasar inadvertido para las personas que rodean a la víctima e incluso para quien recibe las humillaciones o la indiferencia, sobre todo un tipo especial de maltrato llamado luz de gas.

El maltrato psicológico es cualquier tipo de comportamiento sistemático que provoca daños emocionales en la persona y afecta su equilibrio emocional. Casi siempre el objetivo de estas conductas suele ser intimidar a la víctima, generar sentimientos de culpa y/o desvalorizarla.

Para lograr su objetivo el agresor no siempre recurre a los gritos, los insultos, las humillaciones o la violencia verbal. En algunos casos echa mano a la ironía, el sarcasmo, el silencio o la indiferencia. No obstante, más allá de la herramienta que utilice, siempre tiene secuelas y provoca heridas emocionales que, a largo plazo, pueden generar problemas psicológicos.

¿Cómo saber si estás siendo víctima del maltrato psicológico?

Normalmente el maltrato psicológico se asocia a las relaciones de pareja, pero lo cierto es que puede ocurrir en cualquier ámbito, no solo en el seno del hogar, sino también en el ámbito laboral. Cuando el maltrato se produce en el ámbito escolar hablamos de acoso escolar o bullying.

Es bastante usual que la persona que está siendo víctima de este tipo de maltrato no lo reconozca inmediatamente. En un primer momento se preguntará si habrá provocado de alguna manera esa reacción o si estará exagerando. Así, en el intento de hallar una explicación, suele culpabilizarse.

Más tarde, es probable que se convenza de que se trata de un problema puntual y que lo mejor es no decir nada ya que con ello solo podría empeorar la situación. De esta manera, sin ser consciente de ello, la persona se convierte en una víctima, ya que no le planta cara al agresor y acepta el maltrato. La relación se convierte en una relación tóxica que merma las fuerzas y la autoestima de uno de los miembros.

Síntomas y signos de que estás sufriendo  maltrato psicológico

Por eso es tan importante que conozcas algunos de los signos más evidentes del maltrato psicológico:

  1. Te impide hacer las cosas que te agradan e ir a los sitios que te gustan, te controla, lo cual implica que no te permite ser la persona que eres.
  2. Intenta alejarte de las personas para que te quedes solo/a. Puede hablarte mal de tu familia y amigos, inventar excusas para que no les veas o ridiculizarte delante de ellos. De esta forma quedas a su merced ya que no cuentas con una red de apoyo que te sustente.
  3. Te critica constantemente, haciéndote notar que eres inferior. Te juzga por cada cosa que haces y te recuerda continuamente todos tus errores, de manera que termina afectando a tu autoestima.
  4. Te culpa de todo lo que sucede, incluso si sus argumentos son completamente irracionales. De esta forma te convierte en una persona vulnerable y te impide reaccionar, ya que piensas que la responsabilidad es tuya.
  5. Limita los recursos económicos que tienes a tu disposición, ya sea porque no te permite trabajar o porque gestiona tus ingresos. Así se asegura de que te mantengas sumiso/a.
  6. Se burla de tus creencias o ideales o te obliga a cambiarlos para que aceptes los suyos.
  7. Invade constantemente tu intimidad revisando tus mensajes de texto, escuchando tus conversaciones o leyendo tus correos electrónicos.
  8. Te degrada continuamente, ya sea a través del ridículo, el menosprecio o impidiéndote tomar decisiones importantes, que siempre corren a su cargo porque no valora tu opinión.
  9. Se distancia afectivamente, actuando de manera indiferente e ignorando tus necesidades emocionales.
  10. Te hace luz de gas, transforma la realidad para intentar confundirte y manipularte.
  11. Te oculta a su familia, amigos y conocidos y te obliga a actuar en público como si no mantuvierais una relación, a pesar de que en la intimidad te expresa su compromiso y la relación es estable.

Las causas psicológicas del maltrato emocional.

Cualquier persona puede ser víctima del maltrato, tanto físico como psicológico. Normalmente este surge como resultado de una intensa frustración por parte del maltratador, que la descarga sobre su víctima. A menudo los maltratadores también tienen problemas para gestionar sus emociones y poseen una autoestima baja, que intentan compensar desvalorizando al otro.

En muchos casos el maltratador psicológico se ha criado en un ambiente donde la violencia estaba permitida, por lo que esa es la única manera de relacionarse que conoce. De hecho, algunos incluso han sido víctimas del maltrato durante su infancia.

En la mayoría de los casos el maltrato emocional transcurre en un in crescendo, un hecho da pie al otro y así consecutivamente hasta que se crea un círculo vicioso del cual resulta difícil salir. Por otra parte, a veces la víctima sucumbe al maltrato porque experimenta sentimientos de inseguridad, tiene una baja autoestima o teme que su reacción pueda agravar aún más la situación.

En otros casos, sobre todo cuando se trata de la violencia psicológica, la víctima ni siquiera es consciente de su posición, ya sea porque excusa el comportamiento del maltratador o porque considera que este es normal o que lo merece.

¿Cómo puede ocurrir esta “ceguera al maltrato psicológico”?

A veces la situación es tan difícil de afrontar que nuestros mecanismos de defensa se ponen en marcha con el objetivo de resguardarnos de la angustia que provoca aceptar que somos víctimas del maltrato, casi siempre por parte de una persona que amamos. Esta realidad puede ser tan difícil de aceptar que negamos la violencia o buscamos justificaciones para el comportamiento del agresor.

Las secuelas del maltrato psicológico.

La violencia emocional causa un gran daño psicológico:

  1. Baja autoestima y daños en la autoimagen
  2. Estrés crónico y ansiedad
  3. Abuso de sustancias, como puede ser el alcohol y las drogas, para escapar de la realidad
  4. Alteraciones del sueño
  5. Aislamiento social y profunda soledad
  6. Depresión y desesperanza
  7. Miedo e inestabilidad emocional
  8. Dependencia Emocional del maltratador.

¿Cómo parar a un maltratador psicológico?

Seamos claros, la mejor forma de parar a un maltratador psicológico es dejar de tratar con él. Mientras sigas exponiéndote a su maltrato, de alguna forma le seguirás dando permiso para que siga maltratándote.

Salir de una situación de maltrato, ya sea psicológico o de cualquier tipo es muy difícil, porque el maltratador sabe cómo mantener a la víctima en la tela de araña que ha ido tejiendo poco a poco, por eso es importante aceptar la realidad, aunque cueste. Mientras sigas atrapado o atrapada en esa tela  de araña seguirás a su merced.

Si sos víctima de violencia o conoces a alguien que la sufre podes acercarte a las oficinas de la Dirección de la Mujer cito en 25 de Mayo 451 (oeste), o bien asesórate al teléfono 4222713 y en cada una de las áreas de tu municipio.
También, podes hacerlo gratuitamente en la Línea Rosa 0800 666 6351. En el caso de que se encuentren menores pueden contactarse con la Línea 102.
Asimismo se encuentra la Comisaria de la Mujer ubicada Sabatini 298 este, esquina Tucumán, Barrio Edilco, Rawson, el teléfono directo para realizar las denuncias, que es el 4281589.