Recomendaciones para hidratarse correctamente en el verano.

Las altas temperaturas y el calor extremo del verano pueden jugar una mala pasada. Por eso es muy importante mantenerse bien hidratado en esta época del año ya que la pérdida de agua corporal a través de la transpiración es mucho mayor que en otros meses. Generalmente recomendamos beber entre 2 y 2.5L (a no ser que exista una restricción médica).

El agua segura es la opción por excelencia para la hidratación diaria, ya que no aporta calorías ni aditivos, brinda sensación de saciedad sin agregar calorías. Es la bebida más saludable para hidratarse en toda época del año, cualquiera sea: de canilla, mineral o mineralizada.

Es importante desterrar, tanto para los adultos como para los niños, el mito erróneo de que algunas aguas presentan una gran cantidad de sodio. La Organización Mundial de la Salud asevera que el agua no contribuye en la ingesta total diaria de dicho mineral.

Beber suficiente agua es muy importante para nuestro cuerpo por varios motivos:

  • Ayuda a eliminar toxinas y a depurar nuestro organismo mediante la orina y el sudor.
  • Contribuye al buen funcionamiento del tránsito intestinal y mejora nuestras digestiones.
  • Lubrica nuestras articulaciones y retrasa el envejecimiento.
  • Ayuda a regular la temperatura corporal.
  • Es fundamental para que nuestra sangre fluya correctamente.
  • Influye directamente en la hidratación de nuestras células y tejidos.
  • Se encarga del transporte de nutrientes y oxígeno en nuestro organismo.
  • Ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico

Deben tener especial atención los adultos mayores y los niños, quienes por tener una mayor concentración de agua extracelular están más propensas a la deshidratación. Además, muchas veces, los adultos mayores pierden el síntoma de la sed.

Algunos de los síntomas de deshidratación son:

  • Tener sed.
  • Orina de color oscuro y con olor.
  • Poca elasticidad en la piel.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos y náuseas.
  • Boca seca o pegajosa.
  • En casos más graves, pueden darse calambres musculares.

Si quieres aprender a beber líquidos de una manera sencilla y divertida, a continuación, te proponemos varias opciones de aguas saborizadas y aromatizadas caseras que se convertirán en tu principal aliado frente a la deshidratación.

¿Cómo hacer aguas saborizadas caseras?

Lo más recomendado es elegir frutas y verduras frescas y cortarlas en rodajas, cubitos o su ralladura. Luego, sumergirlas en una jarra con agua, revolver y dejarlo en la heladera por unas horas.

Algunas combinaciones infalibles

  • Limón, naranja, pomelo y agua.
  • Pepino, limón, menta y agua.
  • Sandía, pepino, menta y agua.
  • Manzana, canela y agua.
  • Uva y agua.